martes, 28 de junio de 2016

UN HIMNO POR ESCRIBIR








Los españoles seguimos hablando de los políticos como entes ajenos a nosotros. Quizás estamos todavía muy verdes como para caer en la cuenta de que el político nace del pueblo y tiene que estar al servicio del pueblo. Con esto quiero decir que hasta que no asumamos la responsabilidad de saber elegir y saber dirigir a nuestros políticos en la dirección que resulte beneficiosa para el pueblo, éstos harán de su capa un sayo como ya estamos viendo.

A Lorca no lo fusilaron por homosexual, lo fusilaron por sus ideas pedagógicas. Porque formaba parte de un importante grupo de personas avanzadas que comprendieron la necesidad urgente de educar al pueblo para que pudiera pensar, dilucidar, contrastar, elegir con criterio y debatir  en libertad. Es decir para que salieran de la ignorancia y la prisión de sus mentes aleccionadas históricamente para el servilismo y la esclavitud. Y este fundamental proyecto pedagógico fue sesgado de golpe o mejor dicho, por un golpe de estado  que sumió de nuevo al pueblo español  en un periodo de oscuridad dónde el libre pensamiento fue castigado cruelmente.

Los maestros fueron el objetivo principal de la intolerancia y de la represión. Y no sólo en España y no sólo antes. Seguimos viendo cómo el sistema educativo y sus docentes son objeto de manipulación y hasta de persecución (véase Mexico)

A la vista de los resultados, me atrevería a decir que desde que la Dictadura acabó y comenzó la supuesta transición democrática, nadie con capacidad real para hacer algo a nivel estatal ha querido o podido realizar un proyecto educativo digno y sólido, a salvo de las manipulaciones políticas y con el loable fin de educar al pueblo en la democracia y la ciudadanía. 

La pregunta inocente es :¿para qué quiere un país gente ignorante? La respuesta obvia es: para manejarles a su antojo.

Pero este argumento choca con la realidad de otros países con sistemas educativos envidiables como Japón o Finlandia, en el que la educación es su pilar de sustento más sólido y a la que protegen y salvaguardan por encima de todo. Emociona hasta la lágrima cuando leemos que en Japón no se cierra una línea de tren porque en un pueblo sigue habiendo UNA ESTUDIANTE que necesita el servicio. Y todo un país comprende que no importa el precio que supone  porque  la rentabilidad de futuro la tienen garantizada en sus jóvenes.

Entonces, volviendo al hilo… ¿qué falla en España? En mi humilde opinión, no somos un pueblo que nos identifiquemos con nuestro país como un proyecto atractivo que nos ataña más allá del futbol y de alguna penosa fiesta nacional en la que se torturan animales. Yo soy español, español, ese grito que sólo logra la selección. Esa bandera que aún sin escudo, evoca lo que evoca. Ese himno sin letra, sin voz…

Futbol, maltrato animal, bandera que a muchos duele, un himno por escribir.

Creo que ahora es el momento de trabajar conscientemente en la misión pedagógica que quedó pendiente aquel aciago día en el que fusilaron el progreso de todo un pueblo.

Mercedes Pérez


domingo, 12 de junio de 2016

HOY HACE UN MES. IN MEMORIAM DE CONCHITA PÉREZ TORRES, MI MADRE.

Merce, Concha, Mamá, Carmela y la Abuela Carmen. Madrid 1980.



Sólo hace un mes, Mamá, desde que nos dejaste en este planeta para viajar hacia esa Luz que no temías. Apenas he podido escribir en estos tiempos en los que la enfermedad se cebó contigo. Todavía recuerdo con desasosiego la sensación de certeza que tuve al comienzo de año de que se había iniciado un proceso imparable y que iba adquiriendo velocidad en una cuesta abajo helada. 

Leí en tus ojos idos y turbios que ya casi no estabas aquí y también leí cuando eras consciente del deterioro de tu ser, que querías sin dudarlo, irte a un mundo donde sintieras que conservabas tu dignidad intacta. No por nosotros, sino por tí. Tu derecho a decidir vivir y morir dignamente, quizás lo único que te quedaba por pedirnos a pesar de lo que suponía para los que te queremos el nombrar lo innombrable.  Nos confrontastes con nuestras sombras más temidas.

Mami querida... gracias de corazón por todos y cada uno los momentos que compartimos entre risas y llantos, porque de todo hubo. Te quiero. Y como te dijeron tus bisnietos al despedirse de tí en el hospital, que tengas buen viaje.




HAIKUS SOBRE LA ENFERMEDAD Y MUERTE DE MI MADRE




mi madre enferma;
un viento helado agita
el almendro en flor


vuelta al hospital…
nubes artificiales
velan la luz


inútilmente
los gorriones en la higuera
esperan a mi madre




la abuela reniega;
en sus manos temblorosas
un huevo



la casa familiar…
tras el arcoíris
la nieve del monte



arrullo de paloma;
“esa eres tú… esa eres tú”
musita la moribunda



otro amanecer
la luz mortecina
que dejan las estelas



enferma de muerte
ante su jardín…
“este año habrá fruta”



ala geriátrica;
en la pared desconchada
la sombra del viento



beso la frente
de mi madre moribunda…
el sabor del mar



recuerdo a mamá….
se ha subido a flor
el llantén del prado


-^-



jueves, 9 de junio de 2016

HAIKU "LUZ DE RELÁMPAGO" POR KOTORI





fotokotori*




luz de relámpago…

las hormigas dispersas

entre goterones



kotori 16 



* La foto no corresponde al momento. -^-

viernes, 22 de abril de 2016

EL HAIKU Y LOS HAIJINES. MÁS ALLÁ DE FRONTERAS MENTALES.







EL HAIKU Y LOS HAIJINES. MÁS ALLÁ DE FRONTERAS MENTALES.


Hace algunos años, por motivos de trabajo, tuve contacto con el mundo flamenco y allí pude observar como “algunos expertos” se empeñaban en separar, clasificar, en definitiva diseñar casi de una manera reduccionista, lo que no podían comprender ya que escapa a su lógica. ¡¿Cómo alguien que no había mamado de pechos flamencos osaba decir que sentía el cante como propio?! ¡Sacrilegio!. 

Sentían que llegaban intrusos  y lo entiendo. De alguna manera su razón de ser perdía sentido al desdibujarse aparentemente los pilares en los que se sustentaba su poder controlador sobre lo que es y debiera de ser. Y sobre todo, sobre el decidir quiénes poseían bajo su criterio, el don divino que los distinguía. 

No sé bien si con el propósito digno y loable de contribuir a la polémica constructiva o por una frustración personal al ser incapaces de Sentir lo que otras personas sienten de forma espontánea, el caso es que todo aquel que no provenía de su “tribu” era cuestionado con crueldad y juzgado con mucha más dureza por tener la osadía de invadir territorio comanche, por mucho arte que tuviera.  Y argumentos tenían todos los del mundo y también los del inframundo.



A día de hoy tengo otra sensación. Veo con gusto que en algunos aspectos las fronteras se han disuelto y no hablo de esa  globalización que ha manipulado la economía a favor de los poderosos. Hablo de otra cosa. 



El Hombre ha llegado a un momento de su historia en que,  con las características peculiares que le distingue, es capaz de incorporar con éxito aspectos enriquecedores de otras culturas que han profundizado en el Ser. Y no de una forma minoritaria como era hasta hace muy poco.

Esto se ha podido llevar a cabo porque el pensamiento que lo sustenta no lo hace sólo desde la cuadrícula encasilladora de la razón, sino desde un prisma holístico, abierto a conectarse, a unirse con algo que engrandece al humano y que puede significar la disolución definitiva del miedo que produce lo desconocido y de paso, de sus fatales consecuencias para la humanidad. 

Mente- corazón en armonía al servicio del conocimiento y la experimentación. Puede que el Saber sea el motor, pero no el fin por el que muchos humanos libres de prejuicios apuestan por diversos caminos para llegar a Ser. 


De ahí que me satisfaga el ver cómo  la meditación, las artes marciales, el bonsái, el ikebana, el haiku, el flamenco, el jazz, el yoga  y un larguísimo y maravilloso etc. estén compuestos por seres humanos de cualquier condición, raza o nacionalidad que han conectado profundamente con la esencia y la sensibilidad que lo sustenta y que no son propiedad privada de nadie aunque hayan velado por ellas como auténticos guardianes a través de los tiempos. Es la universalización real del patrimonio evolutivo humano.

Única condición para incorporarse al camino (inherente a la conciencia evolucionada): el respeto.



Ejemplos hay muchos, unos más conocidos que otros por aquello de la fama y con resultados bien diferentes,  pero sin duda los hay independientemente del lugar donde han nacido. Es una obviedad decir que el haber nacido en Andalucía, no garantiza el saber tocar la guitarra con virtuosismo, ni si quiera garantiza el que tengas entre tus manos una guitarra en esta reencarnación. Cierto es que es más fácil, socio-culturalmente hablando, el acceso a esas fuentes (por aquello de la mayor probabilidad de que un vecino se arranque por bulerías en el Albaicín que en Oklahoma) aunque ahora, con esa disolución de fronteras, ya no es tan así. 




El flamenco no es para entender sino para sentir. Podemos expresar nuestros sentimientos que se esconden en el hondo de nuestro corazón. Por eso, el mundo del flamenco es un lugar muy especial para nosotros, un lugar donde podemos sentirnos libres para expresar nuestros sentimientos. Esa es una de las claves de por qué nos atrae tanto.




Los corazones sensibles y respetuosos, preparados para romperse de pura emoción una y otra vez, son los que acceden sin temor a emprender este viaje, más allá de los idiomas, más allá de las palabras, más allá de las fronteras. Así que escucha lo que tu corazón tiene que decirte y no dejes que la razón censure tus anhelos con pensamientos castrantes e invalidantes. Conecta sin miedo.

El haiku se siente o no se siente. Y si no lo sientes, no te empeñes en forzar a tu corazón. Lo mismo tiene otra vocación tan digna y gratificante como puede ser el haiku. 

Mercedes Pérez, kotori,  haijin por elección libre y voluntaria. Aquí y ahora.